El traductor: ese ser que trabaja desde casa

Antes de empezar a meterme de lleno con los artículos específicos de mi profesión, me gustaría explicar quién es el traductor y cómo es su día a día.

¿Quién es el traductor?

El traductor es una persona capaz de convertir un texto inteligible para aquellos sujetos de «habla extranjera» en un texto legible para estos últimos. En cierta medida, es el responsable de la buena comunicación entre países cuyos idiomas oficiales son diferentes, ya que gracias a nuestra intervención, la globalización puede existir satisfactoriamente. De este modo, los traductores poseemos el poder de comunicar más allá de las fronteras lingüísticas, como explico en el artículo titulado la magia de traducir.

traductor-language-problem

El traductor no solo debe conocer la gramática, el vocabulario y las expresiones de los idiomas sobre los que trabaja, sino que además es muy importante a la hora de traducir que conozca bien lo valores culturales e ideológicos que rodean a la sociedad del idioma hacia el que va a traducir. ¿A qué se debe la importancia de esto? Pues bien, cada cultura ha sufrido una evolución histórica diferente, por ejemplo, en Alemania juegos como el laser tag o el paintball, juegos de guerra con réplicas de armas, están prohibidos, ya que estimulan la memoria histórica alemana de la que es difícil olvidar el imperio de Hitler. De este modo para ellos la guerra no es un juego. Sin embargo en Estados Unidos, país de creación del laser tag, se toma el juego como un momento de liberación de la adrenalina sin más, como un método de relajación por el estrés del trabajo. Por agentes como este, es importante conocer lo que rodea a la nación del idioma de destino, para no jugar con la sensibilidad del país y cometer de este modo, graves errores de traducción.

Una de las cosas que más me gusta de mi profesión es que con cada traducción, el traductor aprende algo nuevo. Nunca hay dos traducciones iguales, excepto en casos de plantillas determinadas, por lo que cada texto le enseñará algo diferente. De este modo, al final el traductor sabe un poco de todo, ya que para enfrentarse a traducciones de temas, que en principio desconoce, tendrá que realizar un estudio previo a la traducción de lo que engloba ese texto.

 ¿Quién traduce mejor?

Muchos son los que piensan que conociendo un idioma extranjero son capaces de traducir, sin embargo, son muchos los misterios que aguardan dicha suposición y durante la carrera de traducción e interpretación son repetidas las veces que los profesores nos aseguran que el bilingüe por ser bilingüe no va a traducir mejor que el que estudia el idioma y lo conoce en toda su amplitud cultural y lingüística, pudiendo estos hasta a veces confundir sus dos idiomas maternos en su día a día.

Otros son los que al saber que eres traductor dan por hecho que eres conocedor de todas las lenguas extranjeras y eres como una App de iOS o Android que lo soluciona todo al instante con solo un click. A todos estos, siento comunicaros que los traductores primero tenemos que analizar el texto, encontrar los posibles problemas de traducción y otros sujetos que queramos destacar, y es entonces y no antes cuando empezamos a traducir.

traductor-language-idiomas

¿Cómo es el día a día del traductor?

Muchos pensaréis que la vida del traductor consiste en estar todo el día en casa traduciendo, sin vida social y sin soltar el ordenador ni para ir a la ducha, pues bueno, algunos días es verdad que tienes tanto trabajo que no te da tiempo a hacer mucho más, pero el truco está en organizarse para poder trabajar, comer, hacer deporte y hasta pasar un rato con los seres queridos 😉 .

Los traductores podemos trabajar desde casa o desde una oficina propia, como es el caso de los llamados freelancers, o bien como empleados en plantilla de una agencia de traducción.

La mayor ventaja de ser freelance es que puedes tener clientes de todo el mundo y vivir en la ciudad que tú elijas sin tener que depender del lugar de trabajo. Además, si lo que te gusta es conocer lugares diferentes, piensa que podrás ir desplazándote hasta alcanzar el destino que más te convenza, o no, y seguir conociendo lugares.

Si quieres leer más artículos como este, ¡suscríbete! Hasta la próxima. Un saludo 😉

2 comentarios en “El traductor: ese ser que trabaja desde casa

  1. Jorge

    Muy interesante este artículo y lo dice Mar es verdad. Nosotros los traductores además de saber bien los idiomas con los que trabajamos, también debemos conocer la cultura del país o países donde se hablan estos idiomas y sobre los temas de los que tratan los textos o documentos que tenemos que traducir. Vale decir que para hacer un buen trabajo de traducción, primero debemos analizar el texto, investigar sobre el tema o documentarnos para saber al respecto y tener una noción que nos permite un mejor entendimiento del documento y, finalmente, una vez que tengamos bien en claro estos puntos, realizar la traducción. Como dice Mar, a mí en mi época de estudiante también me comentaron que muchas personas piensan que para traducir basta con saber otros idiomas y eso es todo. Pero no es así, también es necesario saber bien nuestra lengua materna, ya que muchas veces tenemos que traducir textos o documentos a nuestra lengua y, como he visto en otros artículos publicados por otros traductores, muchas personas tienen problemas de gramática y/o ortografía en sus propias lenguas, incluso los profesionales, algo que me parece realmente increíble pero cierto. Y esto sucede en todas partes.

    1. ¡Cuánta razón tienes Jorge! Somos muchos los traductores que trabajamos duro para conseguir que nuestras traducciones sean perfectas, pero hay algunas personas que se dedican a la traducción (y no son traductores) que hacen que lleguen comentarios negativos hacia nuestra profesión. Aún así, hay que ser positivos y seguir trabajando para que los clientes valoren la calidad del traductor y sus traducciones y no se fijen tanto en las tarifas que imponen algunos. Un saludo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *