El Traductor-Intérprete Jurado

¿Quién es el Traductor-Intérprete Jurado?

El Traductor-Intérprete Jurado es una persona capacitada para realizar traducciones e interpretaciones juradas, con carácter oficial, en toda España y en los países hablantes de los idiomas para los que el titular esté capacitado, siendo este un fedatario público, mediante el uso de su firma y su sello, nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

En el sello deberá figurar exclusivamente: el nombre del Traductor-Intérprete Jurado, su dirección, teléfono, fax y el idioma o idiomas de los que es Traductor-Intérprete Jurado. (El email también se puede añadir, ya que la Oficina de Interpretación de Lenguas no lo rechaza).

traductor-interprete-jurado-justicia

¿En qué casos puedo necesitar un Traductor-Intérprete Jurado?

Las traducciones juradas surgen en los casos en los que aparece el Derecho internacional privado.

Pongamos algunos ejemplos:

  • En sucesiones testadas, cuando el causante hubiere redactado su testamento en otro idioma y los herederos fueran españoles;
  • En las inscripciones en el Registro Civil de matrimonios mixtos entre un español y un extranjero, en los que se requieren entre otros documentos la traducción jurada de las sentencias de divorcio, si cualquiera de las partes hubiere estado antes casada, para demostrar la plena capacidad de estas a la hora de contraer matrimonio, así como la traducción jurada del certificado del matrimonio celebrado en otro país;
  • En compraventas de bienes inmuebles, si los interesados fuesen un matrimonio extranjero se requiere entre otros, por ejemplo, la traducción jurada de las capitulaciones matrimoniales del matrimonio que dicte el contrato matrimonial;
  • En adopciones internacionales, cuando, por ejemplo, se realizan los informes de seguimiento, es necesaria la traducción jurada de estos; 
  • En casos de movilidad extranjera en los que estudiantes van a trabajar a otro país en el que no se habla español y pretenden reconocer, convalidar u homologar su título académico, se requiere también la traducción jurada correspondiente en cualquiera de los casos.

De este modo, algunos ejemplos de documentos que requieren una traducción jurada serían: testamentos, pasaportes, certificados de defunción, informes médicos, escrituras de constitución de sociedades, estatutos de la sociedad, certificados de matrimonio y de nacimiento, libros de familia, sentencias de divorcio, expedientes académicos, títulos universitarios, certificados de antecedentes penales, facturas, poderes notariales, contratos…

Como veis, son innumerables las ocasiones en las que se necesita la ayuda de un Traductor-Intérprete Jurado si las acciones que realizas conllevan algún elemento extranjero.

interprete-traductor-jurado-juridico

¿Sobre qué idiomas trabaja el Traductor-Intérprete Jurado en España?

En la lista actualizada de Traductores-Intérpretes Jurados nombrados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, con fecha 1 de abril de 2014, podemos encontrar a todos los Traductores-Intérpretes Jurados oficiales en España divididos en idiomas y provincias.

Seguro que más de uno se queda asombrado de todos los idiomas para los que existe en España la figura del Traductor-Intérprete Jurado: alemán, árabe, bengalí, bielorruso, búlgaro, catalán, checo, chino, coreano, croata, danés, eslovaco, esloveno, estonio, euskera, finés, francés, gallego, griego, hebreo, húngaro, inglés, italiano, japonés, latín, lituano, macedonio, neerlandés, noruego, persa, polaco, portugués, rumano, ruso, serbio, sueco, turco y ucraniano.

Por cierto, si alguien me quiere buscar en la lista, yo ando por ahí, ya que soy Traductora-Intérprete Jurada de francés y español 😉

Esta lista se actualizada muy frecuentemente, y más ahora que el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha vuelvo a convocar las oposiciones al cuerpo de traductores e intérpretes en 2013, después de llevar unos años congeladas.

interprete-jurado-frances

¿Cómo puedo acceder al cuerpo de Traductores e Intérpretes Jurados?

En la actualidad, la oposición al cuerpo de Traductores e Intérpretes Jurados es la única vía de acceso, pero antes existían dos vías más.

Mediante la Licenciatura de Traducción e interpretación (que ya no existe como tal, sino como Grado de Traducción e interpretación) y mediante la solicitud de reconocimiento de las cualidades profesionales de aquellos miembros de la UE y del EEE que recibiesen en su país la habilitación para ejercer la profesión de Traductor-Intérprete Jurado.

Los Licenciados en Traducción e interpretación cursando algunas asignaturas específicas de interpretación, traducción jurada y derecho obtenían el Título de Traductor-Intérprete Jurado.

Hoy día, con el nuevo sistema de educación y la aparición del Grado, esta opción ya no es válida. De hecho, durante el Grado los alumnos ni siquiera cursan asignaturas específicas, y si quisiesen especializarse en alguna materia en concreto, tendrían que hacer un Máster. ¡Qué ha sido de esos años en los que en la carrera de Traducción e interpretación aún se traducía y uno se podía especializar en varias ramas del saber!

Por ejemplo, si un estudiante de Grado quiere obtener el título de traductor-intérprete jurado, podrá realizar el Máster de especialización y después presentarse a las oposiciones que convoca el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación para acceder al Cuerpo de Traductores e intérpretes.

Aún así, existe la posibilidad de solicitar el título de Traductor-Intérprete Jurado para los Licenciados en Traducción e interpretación que se matriculasen  antes de 2009 o en ese año, si lo solicitasen en el plazo de un año desde la finalización de sus estudios.

Los que aun estando en la Licenciatura, se matriculasen después del año 2009, si pretendiesen obtener dicho título, tendrían que presentarse a la oposición que convoca el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, aunque hubiesen cursado las asignaturas que permitían el acceso al título durante la Licenciatura. ¡Bendito sistema!

En este punto surge el debate de quiénes están más preparados para ser Traductores-Intérpretes Jurados, si aquellos que acceden mediante el examen del Ministerio o aquellos que tras un profundo aprendizaje de lo que es la traducción durante todos los años de carrera, así como de un estudio intensivo en la preparación de asignaturas específicas de traducción e interpretación jurada, así como de derecho, superan durante dos años de carrera las asignaturas preparadas por expertos traductores e intérpretes jurados que ejercen su profesión día a día.

Creo que con esta afirmación queda clara mi postura, pero ¿qué piensas tú? Queda abierto el debate.

6 comentarios en “El Traductor-Intérprete Jurado

  1. Paulina

    Hola Mar, estoy buscando hacer un curso de traducción Hebreo-Español.
    Sabes de algún sitio q lo hacen on-line? Muy difícil de encontrar…
    Vivo en Costa Brava. Creo q se puede hacer en la UB, pero es un poco lejos el viaje diario para mi (40 años, seprada y con tres hijos…). También me gustaría preguntarte si hay algún sitio en el ual me pueden convalidar mi nivel de Hebreo, como hacen con Ingles, por ejemplo.,
    Gracias, Paulina

  2. Manueñ

    Hola Mar estoy trabajando el inglaterra y me he subido a mi mujer y a mi hija y necesito el certificado de nacimiento en ingles me podrias ayudar

    Gracias

    1. Hola Manuel:

      Para traducir el certificado de nacimiento en inglés tendrás que contactar con un traductor jurado de inglés-español. Yo lo soy pero de francés-español. Mucha suerte.

      Mar 🙂

  3. Manuel

    Hola Mar! Tengo decidido, para el curso próximo, estudiar traducción e interpretación en Granada. Como lengua B me decantaría por el árabe y como lengua C, por el griego. El caso es que con el tema de licenciado y graduado, para ser traductor-intérprete jurado (sin tener que realizar el examen) no me ha quedado claro si los Graduados tendríamos que realizar el examen que organiza el ministerio de Asuntos Exteriores o si, estudiando las asignaturas específicas que oferta la universidad (las de indole juridico-economico) podría conseguir el título.

    Por otro lado, la universidad, tan solo oferta 12 ETCS (creo) en traducción juridico-economico y no llegaría a los 24 ETCS que refleja el ministerio para quedar exento de realizar el examen. En definitiva, estoy hecho un lio. No sé si podrías ayudarme un poco porque con esto de los grados…es como tu dices, o estudias un Máster o no te especializas en nada.

    Bueno gracias por leer mi comentario y un saludo

    1. Hola Manuel:

      Muchas gracias por comentar. Todos los graduados tendrán que presentarse al examen del Ministerio. Los licenciados antes eran los únicos que podían estar exentos de realizar el examen, pero los graduados aunque hagáis un máster tenéis que presentaros a dicho examen.

      Un saludo,

      Mar 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *