Redacción de textos originales

¿Pensáis que es importante que los textos originales estén bien redactados para que el traductor profesional pueda traducirlos de manera más rápida y eficaz?

Son muchas las veces que han llegado a mis manos textos mal redactados en los que no se entiende casi lo que el autor pretende decir.

Aún así se espera de nosotros, los traductores profesionales, que cumplamos con nuestra función de respetar la intención comunicativa del texto original en la traducción.

¿Qué debe hacer el traductor en estos casos?

Pues bien, yo particularmente suelo preguntarles a mis clientes lo que pretenden decir en las frases que no entiendo.

Es mejor preguntar y aclarar las dudas para realizar una buena traducción de aquello que no entendías, que no preguntar y realizar una mala traducción.

No os preocupéis: los clientes no os van a tomar por personas no aptas sino por profesionales que buscan la perfección en sus traducciones.

No hablo en este caso de la investigación previa que el traductor profesional debe realizar para ponerse de lleno con la traducción del texto y que le facilitará ser un experto en varios campos como por ejemplo la rama científica, la sanitaria o la legal, sino de consultar dudas en frases que el traductor no entienda por falta de expresión en el texto del cliente.

Son cosas naturales, ya que a todos nos puede pasar que en una frase no plasmemos bien la idea que queríamos reflejar a ojos de otros, por lo que si quieres ser profesional y realizar una traducción comprensible y que cumpla la finalidad del texto original, te recomiendo que preguntes tus dudas, ya que la redacción de textos es muy importante para una buena comunicación.

textos-originales

¿Existen entonces traducciones mejores que los textos originales y viceversa?

Quizás os preguntaréis ahora si existen traducciones mejores que los textos originales y, al contrario, si existen textos originales mejores que las traducciones.

Pues en ambos casos la respuesta es sí. Hay muchas traducciones que no son buenas, como comprobamos con este artículo del traductor de Google, y muchas traducciones que son mejores que el texto original.

¿Cómo puede pasar esto?

Pues en el primer caso podrían ser traducciones realizadas con el traductor de Google, traducciones de personas que no son traductores o traductores que no han entendido bien el mensaje del texto original.

En el segundo caso podríamos hablar de textos ininteligibles en el idioma de partida que no significan nada o tienen graves errores de expresión en la redacción entre otros problemas.

De lo que se trata es de llegar a un equilibrio entre ambas, reduciendo así el número de malas traducciones y redacción de textos ininteligibles.

texto-original-traduccion

Recuerdo que hace unos años tuve que corregir unos textos ya traducidos de derecho y tuve que pedir los documentos originales porque la persona que los había traducido no parecía ser ni experta en derecho ni en traducción.

De este modo, lo que quiero expresar es que es muy importante estar seguro de que lo que se traduce tiene el mismo significado y la misma intención que el texto original pretendía tener.

Por eso, antes de caer en el error es mejor informarse bien del tema que se va a traducir para ampliar tus conocimientos y poco a poco ir convirtiéndote en experto en algunas temáticas, así como consultar las dudas que en determinados casos te puedan surgir con el cliente, para poder realizar una traducción fiel al texto original y que guarde el mismo sentido o intención que aquella.

Si queréis consultar más artículos de redacción os recomiendo algunos artículos interesantes de gramática española, así como del uso correcto de la preposición a o de galicismos en español. Un saludo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *