Idiomas en el mundial de Brasil

El jueves 12 de junio empezó el mundial de fútbol de Brasil. Para la mayoría de personas se trata de un campeonato en el que cada uno tiene un ganador dependiendo de su nacionalidad o preferencias, pero para mí se trata de algo más.

Ahora mismo en Brasil hay una representación de casi todo el mundo, lo que supone una concentración de culturas muy diferentes y, por consiguiente, una variedad muy grande de lenguas habladas.

Brasil es ahora mismo un lugar en el que en un mismo hotel uno puede compartir pasillo con diversas nacionalidades, un lugar en el que aprender lo bueno de las otras culturas y hacer amigos que se convierten en enemigos en el campo. Un lugar repleto de posibilidades para los traductores e intérpretes.

Imaginad cuántas entrevistas a jugadores, seleccionadores, espectadores, personal deportivo o ruedas de prensa habrá que traducir a cuántos idiomas en un evento como este en el que participan equipos de 32 países.

Pensad a cuántos idiomas se traducirán las palabras de jugadores tan mediáticos como Cristiano Ronaldo, Messi, Lampard, Van Persie, Klose, Robben o Rooney que dan la vuelta al mundo.

Y es que ahora mismo en Brasil se habla el portugués de Brasil, el inglés de Australia, persa, japonés, coreano, neerlandés, italiano, el inglés de Estados Unidos, el español de Costa Rica, el español de Argentina, el francés y el flamenco de Bélgica, el alemán, francés e italiano de Suiza, el alemán de Alemania, el español de Colombia, ruso, bosnio, croata, serbio, el inglés de Inglaterra, el español de España, el español de Chile, el español de Ecuador, el español de Honduras, el inglés de Nigeria, el francés de Costa de Marfil, el francés e inglés de Camerún, el inglés de Ghana, árabe, griego, el portugués de Portugal, el francés de Francia, el español de México y el español de Uruguay.

idiomas-mundo

Fijaos en la diversidad cultural que existe estos días en Brasil. Es como una gran asamblea de las Naciones Unidas en la que en vez de interpretar los asuntos de Derecho internacional, paz y seguridad, se trabaja interpretando uno de los deportes más aclamados en todo el mundo, el fútbol.

Y ahí es donde entra en juego el papel tan importante de los traductores e intérpretes. Es decir, estos deberán transmitir, comunicar un mensaje traspasando las fronteras lingüísticas, consiguiendo así su objetivo que no es otro que enviar la información que se obtiene en Brasil al resto del mundo, sin importar si los receptores se encuentran al otro lado del charco o si hablan una lengua completamente diferente a la del emisor.

Pero esto no solo sucede en los mundiales, sino también en los Juegos Olímpicos, todos los fines de semana que hay Fórmula 1 o Moto GP, en el Tour de Francia, el Giro o la Vuelta, en los mundiales de natación o atletismo… por poner solo algunos ejemplos.

La labor de los traductores e intérpretes es muy importante y debemos ser muy cautelosos. Imaginad lo que pasaría si dijésemos que cualquier jugador mediático ha dicho que está cansado de toda la temporada y que quiere abandonar, cuando en verdad lo que está diciendo es que está cansado pero no piensa abandonar, o decimos que un jugador afirma que el otro equipo no merecía haber ganado el partido, cuando está diciendo todo lo contrario.

Errores como este último pueden ocasionar comentarios perjudiciales sobre dicho jugador al parecer un prepotente de cara al mundo, ya que estas palabras darían la vuelta al planeta y supondrían un grave problema que habría que rectificar si se consigue a tiempo antes de la publicación o la emisión de la traducción o la interpretación, o tras la emisión en directo… Eso sí, el intérprete se haría muy famoso 🙂

Por eso, queridos colegas de profesión os felicito por vuestra difícil labor. Un saludo y que continúe el espectáculo.

futbol-brasil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *